Wednesday, August 16, 2006

Existe una burbuja noticiosa sobre Puerto Rico



Cuando vine a estudiar a "los estados" en los setentas, como hicieron muchos puertorriqueños, no existía el Internet. No podíamos ni leer ni escuchar la radio puertorriqueña como en la actualidad. Dependíamos entonces de las llamadas semanales a la familia y en mi caso del paquete que me enviaba mi madre con la colección semanal de El Nuevo Día para ponerme al tanto de los asuntos en la isla. Mi hermano se aseguraba que se colaran ediciones de otros diarios y así me llegaban también Claridad y El Vocero. Así me enteraba de la política, de los artistas y demás.

Cuando El Nuevo Día comenzó muchos pensaron que sería un órgano partidista. Luego con la desaparición de El Mundo, donde se dieron a conocer muchos escritores de alto calibre puertorriqueños, pasó El Nuevo Día poco a poco a convertirse en el periódico de record de Puerto Rico. Ahora ahí también aparecen los escritos de ensayistas de envergadura. Desde entonces la competencia entre los medios ha crecido en Puerto Rico y el acceso a los medios norteamericanos es más amplia.

Pero existe una burbuja noticiosa sobre Puerto Rico. Dos estudios conducidos recientemente, uno por la escuela de periodismo de la Columbia University y el otro por la Universidad de California (UCLA) han encontrado que la gran mayoría de los periodistas norteamericanos se consideran liberales y votan por el Partido Demócrata. Esa realidad es palpable en lo que se incluye y en lo que se deja fuera de los medios y agencias noticiosas. Desafortunadamente esta realidad incestuosa resulta en una visión miope de la realidad. Es un filtro que sirve como gafas de sol que nos cubren de lo más que brilla y molesta. Esa es la burbuja.

Al añadir al caso de Puerto Rico, en donde se importan esos medios, la lucha del puertoriqueño en su centenaria crisis de identidad política a veces la visión a través de la burbuja es clara y a veces es un auto reflejo. Eso no es problema si se reconoce honestamente. Pero los comentaristas y fabricantes de la opinión pública y el público merecen y dependen de una prensa confiable y no de agendas tras bastidores, concientes o no. Resulta incomprensible que en un país con una relación tan íntima con los Estados Unidos de América, para bien o para mal, como cosa ya normal se excluyan de las noticias asuntos que afectan no solo a sus conciudadanos en el continente sino a Puerto Rico por virtud misma de esa relación.

Unos piensan que esta burbuja ha sido creada con toda intención y alevosía, otros piensan que no es sino el resultado de nuestra condición histórica que unos llaman colonial y otros llaman nacional. Otros piensan que la burbuja no es suficientemente de izquierda, otros que no es suficientemente de derecha, algunos niegan su existencia totalmente, y otros pensamos que no es suficientemente democrática, ni diversa y ni inclusive.

En este blog vamos a comentar sobre lo que no se incluye en las noticias en Puerto Rico y sobre lo se que selecciona también. Existe una burbuja noticiosa sobre Puerto Rico y es nuestra intención hacerle un agujero.

4 comments:

Modesto Matheu, CIA, CPA, CBM said...

MUy buen articulo, actualiza tu email...

Dr Pipe Garcia Ocasio said...

Le felicito por tan interesante pensamiento.

José Alejandro Amorós said...

Gracias a ambos.

José Alejandro Amorós said...

Gracias a ambos.